Como bañarse en la tina

Bañarse en la tina ayuda a mantener su piel limpia y protegida de las infecciones. También ayuda a que usted se relaje y se sienta mejor. Si usted tiene impedimentos especiales, consulte con su médico antes de darse un baño en tina.

 

Consejos para bañarse en la tina sin peligro:

  • El equipo especial para bañarse en la tina sin peligro puede adquirirse en muchas droguerías o almacenes de artículos médicos.
  • Coloque barras para agarrarse en las paredes de la tina. Estas barras son resistentes y se instalan firmemente en los muros que rodean la tina. Estas barras le ayudan a entrar y salirse de la tina. Las barras pueden comprarse en almacenes de artículos médicos o en ferreterías.
  • Para evitar las caídas en la tina, coloque un tapete plástico o tiras antideslizantes en el fondo de la tina.
  • Coloque un tapete de baño al lado de la tina. No coloque toallas en el piso. Una toalla puede deslizarse al pararse sobre ella y causarle una caída.
  • Mantenga una campanilla cerca de la tina para que llame cuando necesite ayuda.
  • Deje la puerta sin seguro para facilitar que otra persona le ayude en caso de necesidad.

 

Antes del baño reúna los siguientes implementos y colóquelos al alcance de su mano.

  • Guantes desechables.
  • Toallas para secarse y toallitas de baño.
  • Manta de baño.
  • Jabón, talcos, loción y desodorante.
  • Una silla.
  • Ropa interior, bata o pantuflas.
  • Termómetro de baño, si usted tiene uno.

 

Alistándose para el bañarse en la tina:

  • Durante el baño, cierre la ventana, la puerta y gradúe la temperatura para mantener caliente el cuarto de baño. El vapor producido por el agua ayudará a mantener en calor en el cuarto de baño.
  • Coloque una toalla o una manta liviana sobre la tapa de la taza del inodoro o sobre la silla. Después del baño, usted puede sentarse allí para secarse.
  • Llene la tina con agua. La temperatura del agua no debe ser superior a 105 grados F (40.5 grados centígrados) al medirla con el termómetro. Si usted no tiene un termómetro, use su codo o muñeca para probar la temperatura. Mientras esté bañándose, no abra la llave del agua caliente para evitar quemaduras.

Al bañarse por su cuenta , quítese la ropa y entre cuidadosamente en la tina. Si está débil, pídale a alguien que permanezca cerca de usted mientras esté bañándose. Pídale a esta persona que lave y enjuague su espalda si usted no es capaz de hacerlo por su cuenta. Use jabón para lavar su cuerpo y enjuáguelo con agua. Deje salir el agua de la tina y sálgase con mucho cuidado. Use la toalla para secarse. Si siente frío, cúbrase con la manta. Cuando sienta un calor agradable, vístase. Después del baño, también puede realizar otros cuidados personales, como el cuidado del cabello, la boca y las uñas.

 

Después del baño , limpie la tina y el área que la rodea. Asegúrese que el piso alrededor de la tina esté seco para evitar que alguien se caiga. Guarde los implementos que se usaron para tomar el baño.